El síndrome del ama de casa

       
 

 

La obsesión por la limpieza y el orden, también denominada síndrome del ama de casa, es un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) que se materializa en el desarrollo de un conjunto de rituales y manías a la hora de hacer la limpieza o llevar a cabo las distintas tareas del hogar, acciones que son realizadas, por lo tanto, de un modo repetitivo en extremo.

Muchas amas de casa terminan por desarrollar este trastorno sin darse cuenta. Poco a poco, comienzan a dedicar cada vez más tiempo a la limpieza y todo lo que se relaciona con este aspecto les provoca un sentimiento de fuerte angustia y malestar. Estas sensaciones les llevan a limpiar y ordenar nueva y sucesivamente, porque con ello creen poder paliar el estado nervioso en que se encuentran inmersas. Con la materialización de esta acción repetitiva, consiguen un sentimiento de tranquilidad, pero solamente de carácter momentáneo, ya que, inmediatamente, cualquier atisbo de desorden o suciedad vuelve a ocasionarles la misma sensación experimentada momentos atrás.

Un proceso de estas características convierte a estas personas en esclavas de la limpieza y el orden. De modo paralelo y progresivo, los familiares se ven involucrados en el problema, viéndose afectada la convivencia en el entorno más próximo. En este sentido, es muy habitual que las personas afectadas acaben transformando sus casas en auténticos museos, con la inmediata consecuencia de que los miembros de la familia terminan por circunscribir sus actividades cotidianas a espacios como el garaje, ante la inquietud que suscita el uso de lugares más habituales, como la cocina o el comedor. Todo ello acaba deteriorando las relaciones familiares, llegándose a producir casos de familiares que evitan estar en la casa o que, incluso, llegan a abandonarla.

Las personas afectadas por un trastorno obsesivo-compulsivo presentan las siguientes características:

– Persistencia de pensamientos repetitivos y de preocupaciones que llevan ímplicitas sensaciones de inquietud y angustia, derivadas a su vez de las consecuencias catastróficas que estas personas prevén que se producirán al no consumarse determinados actos.

– A pesar de ser conscientes, en muchos casos, del carácter irracional de sus manías, los afectados no pueden evitar llevarlas a cabo, porque de este modo calman en primera instancia su angustia. A menudo, el hecho de resistirse a sus impulsos no hace más que agravar su obsesión.

Aunque no se disponen de estudios precisos que determinen la prevalecencia de este trastorno, sí se sabe que éste afecta más a las mujeres que a los hombres. También se ha comprobado que los primeros indicios acostumbran a mostrarse entre los 18 y los 25 años y que la enfermedad puede mantenerse a lo largo de toda la vida.

Entre las causas que lo provocan se encuentran la falta de afecto o posibles episodios de estrés, pero existen también muchos factores culturales que ayudan a desencadenar el problema. Así, por ejemplo, en el caso de las mujeres, parece claro que la educación tradicional, orientada hacia la limpieza y el mantenimiento del hogar, ha influido mucho en el desarrollo de este tipo de trastornos. Parece evidente, por lo tanto, que el trastorno tiene un origen fundamentalmente cultural y de aprendizaje. Desde el punto de vista genético, no se ha encontrado hasta el momento ningún condicionante decisivo.

El tratamiento acostumbra a ser complicado, al no existir, en la mayoría de los casos, la voluntad de colaboración por parte del paciente. En ISEP Clínic, estos pacientes son tratados desde la terapia cognitiva, a través de la aplicación de técnicas de control de la ansiedad y la exposición a las compulsiones o rituales obsesivos. De este modo, se consigue retardar su aparición y romper con el círculo vicioso creado. También se enseñan a los pacientes técnicas de relajación y de reducción del estrés. Con este tratamiento, la mejora de la sintomatología suele conseguirse entre un 70% y un 95% de los casos.

Ferran Martínez
Psicólogo de ISEP Clínic Castelló

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s