la importancia del colesterol

 de vuelta a el redil despues de seis meses de dieta libre. por supuesto por que estoy en las ultimas y de nuevo colesterol muy bajo igual a serotonina baja y riesgos muy graves para la salud…

El colesterol: un factor preocupante para nuestra salud


Una alimentación rica en grasas, el sedentarismo, el tabaco, el estrés, … Todos éstos son factores que contribuyen a aumentar el riesgo de padecer enfermedades coronarias. El colesterol es uno de esos factores que podemos, al menos, intentar controlar. Pero, ¿qué es exactamente?, ¿hay colesterol bueno y colesterol malo? Un nivel bajo de colesterol, ¿es beneficioso o perjudicial?


MERCEDES MARCO / MUJERACTUAL
CorazónEl colesterol es una sustancia que, normalmente, se encuentra en la sangre de todas las personas, tal como muchas otras (proteínas, glucosa, urea, etc), pero si aumenta su concentración existe el peligro de que contribuya a dificultar la circulación de la sangre y, a la larga, producir enfermedades vasculares graves.

En relación a este problema encontramos en sangre dos tipos de colesterol: LDL ( lipoproteínas de bajo peso molecular) y HDL ( lipoproteínas de alto peso molecular). El LDL-colesterol, es popularmente llamado “colesterol malo”, ya que se deposita en la pared de las arterias, pudiendo causar obstrucción. Por lo tanto, cuanto mayor es el nivel de LDL-colesterol en sangre, mayor es el riesgo de enfermedad arterial coronaria. En contraste, el HDL-colesterol, algunas veces llamado “colesterol bueno”, ayuda al cuerpo a evitar la obstrucción arterial. Así, debemos intentar tener niveles de HDL-colesterol elevados junto a valores bajos de LDL-colesterol.
¿Qué podemos hacer para disminuir el nivel de colesterol en sangre?
En primer lugar, hay que consumir alimentos con bajo contenido en grasas saturadas. En los alimentos que contienen grasas (lípidos), éstas pueden presentarse en dos formas: saturada y no saturada. Las grasas saturadas elevan su colesterol más que cualquier otro alimento. Se encuentran en alimentos de origen animal, como son algunos cortes de carnes rojas, aves con piel, leche entera y sus derivados. El mejor método para reducir su colesterol en sangre es escoger alimentos con pobre contenido en grasas saturadas. Una forma de hacerlo es elegir frutas, vegetales y granos, ricos en fibras y con escaso contenido graso.

Pero además, cuando usted ingiera alimentos grasos, deberá sustituir las grasas saturadas por no saturadas. Éstas últimas son, usualmente, líquidas a temperatura ambiente (aceites). Todas las grasas son alimentos con alto contenido calórico, por lo que, dietas con pobre contenido graso, le ayudarán a perder peso (si es usted obeso) y, de esta manera, a disminuir su colesterol sanguíneo.
Por otra parte, es conveniente ingerir alimentos ricos en glúcidos complejos y fibras. Los alimentos ricos en almidones y fibras son excelentes sustitutos de las dietas con elevado contenido en grasas saturadas. En este grupo incluimos harinas, cereales, granos, frutas y vegetales, todos ellos con muy bajo contenido de grasas saturadas y colesterol, además ricos en vitaminas y minerales. Y, cómo no, el ejercicio ayuda a disminuir su nivel de “colesterol malo” (LDL) y elevar el “colesterol bueno” (HDL). Mantenerse activo también ayuda a perder peso, disminuir su presión arterial, mejorar su acondicionamiento cardiovascular y disminuir el estrés.
Pero, ¿puede el colesterol ser demasiado bajo?
Según estudios relativamente recientes, los niveles de colesterol también influyen en el comportamiento de las personas. De hecho, se ha comprobado que los niveles de colesterol demasiado bajos llevan a comportamientos violentos y a una mayor tendencia al suicidio, ya que se tiene una mayor propensión a padecer depresiones. Pero, ¿porqué?

En realidad, nadie puede asegurar, a ciencia cierta, que los bajos niveles de colesterol sean la causa de estos problemas psicológicos. Sin embargo, es bastante posible que las personas depresivas o violentas coman menos que las personas psicológicamente sanas, lo que puede bajar sus niveles de colesterol.
Por otra parte, una de las principales investigadoras especializadas en epidemiología, la doctora Beatrice Golomb, está convencida de que existe una relación directa. La conexión puede estar en una sustancia cerebral llamada serotonina. Los estudios de laboratorio han demostrado que los primates con colesterol bajo mostraban una significativa baja actividad de serotonina en sus cerebros. Y lo que es más, los estudios revelan que los animales con niveles bajos de serotonina muestran una tendencia más acusada a ser agresivos.
Nadie ha logrado demostrar todavía que las dietas pobres en grasa o los bajos niveles de colesterol sean factores que hagan decrecer la serotonina en los humanos. Sin embargo, la doctora Golomb afirma que hay datos suficientes para pensar que los bajos niveles de serotonina están directamente relacionados con conductas violentas y agresivas, incluido el suicidio. Las conexiones entre la baja serotonina, la depresión y estas conductas todavía no se han comprendido del todo. Sin embargo, los antidepresivos como el Prozac se cree que funcionan gracias a que incrementan los niveles de concentración de serotonina en el cerebro. 
http://www.mujeractual.com/salud/dolencias/colesterol.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s