Actitudes obsesivas que descontrolan nuestra vida


Actitudes obsesivas que descontrolan nuestra vida
OBSESIONES

Hay personas que sienten la necesidad de chequear una y otra vez las cosas o realizan rutinas y rituales una y otra vez, si no realizan estos actos desarrollan una gran ansiedad.
Dr. Javier Martínez Dearreaza.

I parte

Muchas veces, todos chequeamos las cosas dos veces antes de salir, por ejemplo: verificamos si todos los quemadores de la cocina están debidamente cerrados, si todos los grifos están cerrados o comprobamos si las puertas quedan debidamente cerradas; este es un comportamiento normal pues no queremos que suceda algún incidente o robo mientras estamos fuera de casa.

Pero hay personas que sienten la necesidad de chequear una y otra vez las cosas, o tienen pensamientos y realizan rutinas y rituales una y otra vez, y si no lo hacen desarrollan una gran ansiedad, estas personas sufren de una enfermedad que se llama Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es una enfermedad que hace que las personas tengan pensamientos no deseados (obsesiones) y repiten ciertos comportamientos (compulsiones) una y otra vez, estos comportamientos interfieren en su vida diaria.

La mayoría de las personas con TOC saben que sus obsesiones y compulsiones no tienen sentido, pero no las pueden ignorar y tampoco frenar.
¿Qué son obsesiones?
Las obsesiones son ideas, imágenes e impulsos que pasan por la mente de una persona una y otra vez. Una persona con TOC no desea tener estos pensamientos y los encuentra perturbantes, pero la persona no puede controlarlos. A veces estos pensamientos sólo aparecen de vez en cuando y son levemente molestos. Otras veces, tiene los pensamientos perturbantes todo el tiempo.
¿Qué son compulsiones?
Los pensamientos obsesivos hacen que las personas que tienen TOC se sientan nerviosas y con miedo. Ellos tratan de deshacerse de estos pensamientos teniendo ciertos comportamientos de acuerdo a “reglas” que ellos mismos elaboran. Estos comportamientos se llaman compulsiones, a éstas, también se les llama rituales.

Por ejemplo, una persona que tiene TOC puede tener pensamientos obsesivos relacionados con los gérmenes. Por causa de estos pensamientos la persona puede limpiarse en extremo como un paciente que me comentaba que después de hacer todos sus mandados cotidianos el debía bañarse y lavarse continuamente durante unas tres horas para quedar libre de todo microbio.

Realizar estos comportamientos sólo hace que las sensaciones nerviosas desaparezcan por un tiempo corto. Cuando el miedo y la ansiedad vuelven a aparecer la persona que tiene TOC repite la rutina nuevamente.
Algunas obsesiones comunes
• Miedo a la suciedad o a los gérmenes.

• Disgusto por los desechos o los líquidos corporales.

• Preocupación por el orden, balance y exactitud.

• Preocupación de que una tarea no se haya realizado bien, incluso cuando la persona sabe que no es cierto.
• Miedo de tener pensamientos malos o pecaminosos.
• Pensar en ciertos sonidos, imágenes, palabras o números todo el tiempo.
• Necesidad de asegurarse continuamente de las cosas.
• Miedo a hacerle daño a un miembro de la familia o a un amigo.
Algunas compulsiones comunes.
• Limpiar y arreglar, lavarse las manos, tomar baños, cepillarse los dientes una y otra vez.

• Revisar cajones, puertas y aparatos eléctricos para asegurarse de que están cerrados, con seguro y apagados.

• Repetir, salir y entrar por una puerta, levantarse y sentarse de un asiento o tocar ciertos objetos varias veces.
• Ordenar y disponer cosas de cierto modo.
• Contar una y otra vez hasta cierto número.

• Guardar periódicos, correspondencia, revistas, empaques que ya no son necesarios.

• Buscar seguridad y aprobación continua.
¿Qué tan frecuente es el TOC?
Por muchos años se pensó que el TOC era raro. Algunos estudios recientes demuestran que puede haber aproximadamente tres millones de estadounidenses entre 18 y los 54 años de edad con TOC en cualquier momento específico. Esto es aproximadamente el 2,3% de las personas en ese grupo de edad. El TOC afecta por igual a hombres y mujeres.
¿Qué causa el TOC?
No se ha encontrado una causa específica, a veces puede ser genético, otras veces puede ser porque las sustancias químicas del cerebro (neurotransmisores) no están en cierto nivel; últimamente se piensa que existen subtipos de TOC que pueden estar asociados con las hormonas.
TOC y embarazo.
Un nuevo estudio aportó más pruebas de que el embarazo agravaría o causaría síntomas del Trastorno Obsesivo Compulsivo en algunas mujeres, lo que sugiere que en algunos casos existiría una respuesta anormal a los cambios hormonales.

Por lo general, los síntomas del TOC aparecen en la infancia y la adolescencia, pero algunos estudios han demostrado que también puede aparecer durante o inmediatamente después del embarazo.

Otros estudios revelan que la gestación puede agravar en algunas mujeres los síntomas del TOC que habían desarrollado antes del embarazo, pero en algunas se observó que los síntomas mejoraban, y las mujeres en las que el trastorno empeoraba en los días previos a la menstruación tenían más riesgos de sufrir una exacerbación de los síntomas durante el embarazo.

Esto respalda la idea de que existe un subtipo de TOC “asociado con las hormonas” que afecta a algunas mujeres. Esas mujeres tendrían otra sensibilidad a las hormonas reproductivas; en ellas, el embarazo dispararía o exacerbaría el TOC.
Enfermedades asociadas al TOC.
Las personas que tienen TOC, con frecuencia padecen otros tipos de ansiedades, tales como las fobias (por ejemplo, miedo a las arañas o a volar) o ataques de pánico.

Las personas que tienen TOC también pueden padecer depresión, trastorno de déficit de atención, trastornos alimentarios, dislexia, síndrome de Gilles de la Tourette.
Una enfermedad con tintes obsesivos.
Un trastorno psiquiátrico poco común pero debidamente conocido como Síndrome de Referencia Olfativa (SRO), es cuando las personas están convencidas de que emiten olores horribles, y debido a esto con frecuencia se aíslan o incluso intentan suicidarse.

Los pacientes sufren muchísimo como resultado de esta falsa creencia y parecen tener gran discapacidad en cuanto a su funcionamiento. También parece que tienen mayores índices de tendencia al suicidio.

En un estudio realizado a 20 pacientes que sufrían esta enfermedad, se encontró que tenían edad promedio de 33.4 años y habían estado sufriendo el SRO desde que tenían 15 ó 16 años. El 60% era del sexo femenino.

El 95% de estos pacientes tenía al menos una conducta compulsiva a diario debido a su convicción de oler mal. El 80% se olía a sí mismo de forma continua; el 68% se duchaba obsesivamente y el 50% se cambiaba de ropa continuamente.

Muchos usaban talco o perfume (a veces incluso bebían perfume), desodorante, chicle y otros productos para deshacerse del mal olor.

El síndrome también dejó a muchas personas aisladas y tres cuartas partes afirmaron evitar interacciones sociales debido al hedor.

El 40% informó haber estado encerrado en su casa al menos durante una semana. Más de dos tercios habían pensado en el suicidio.

Estimado lector si desea contactarme por favor escriba a: articulospsiquiatria@hotmail.com
La clínica San Francisco ofrece consulta a precios bajos el día jueves para personas de escasos recursos.

Dr. Javier Martínez Dearreaza.

Universitá degli Studi di Pavia-Italia.

Clínica San Francisco.

De donde fue Camas Luna Montoya 90 varas arriba.

Tel. 2222-24 94. Cel. 8877-1894.

http://impreso.elnuevodiario.com.ni/2010/07/25/variedades/128770

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s