Madres controladoras y posesivas


Madres controladoras y posesivas
Autor: Doral

Madres posesivas y controladoras Me pareció buena idea meterme a investigar bien esto de las madres posesivas por simple curiosidad, pero nunca me imaginé la repercusión que mi osadía generaría en mi interior, al observar este tipo de actos tan comunes ya en algunas sociedades y culturas del mundo.

Compartir

No tuve que ir muy lejos para encontrarme con uno de esos casos típicos en que la mujer se convierte en “la dueña” de la vida de sus propios hijos. Y es ella quien decide lo que sus hijos deben hacer o no con sus vidas.

Tal es el caso de “Chonita”, una mujer de clase media baja, viuda, dedicada a su hogar, Regañando y controlandoestudios elementales básicos, 3 hijos, dos varones adultos y una joven adolescente. Su carácter es fuerte, directo, templado, seguro, autoritario, absorbente, posesivo, un tanto inquisitivo y otro poquito agresivo.

Al verme llegar a su casa, se pone en guardia, y sin ninguna educación ni cortesía, es ella quien empieza a hacerme las preguntas: ¿Para qué quieres saber esto o lo otro? ¿Para qué estás tomando tantos datos? ¿Por qué me escogiste a mí y no a mi comadre, la que vive aquí enseguida?, etc.

Su angustia se hacía cada vez más evidente y creciente al ser cuestionada, mediante un sencillo test (preguntas y respuestas sobre las conductas generales de la familia, hábitos, costumbres o vicios), y sobre todo llegar a la parte medular que nos interesaba de la entrevista:Madre enfadada y mandona “Cómo era la comunicación con sus hijos”. “Qué clase de relación se da con el resto de la familia y con los vecinos”

Pero algo llamó poderosamente mi atención mientras tomaba las notas: Una carita pálida se asomaba tímidamente tras una cortina del cuarto contiguo donde nuestra entrevistada ya parecía tener mucha prisa porque nos retirásemos lo más pronto posible del lugar.

¿QUÉ MIRAS MOCOSA? -¡MÉTETE A LA COCINA! -le gritó a pobre niña de escasos 12 años-

Por supuesto esa actitud prepotente, altanera y grosera de la madre, dejó desarmada a la criatura menudita que salió corriendo de su escondite para refugiarse en la cocina a la orden de su progenitora, quien con esa actitud, habló de ella por sí sola, no había en realidad mucho más qué preguntar para conocer cuál era su verdadera personalidad, a lo cual no teníamos más nada ya que agregar. RegañandoPero al salir del humilde jacal de madera, nos abordaron un par de vecinas de Chonita: “Güerita, ella los maltrata, los golpea, les ordena, les grita, los encierra, les pega, los tiene todos traumados” (refiriéndose a los hijos de nuestra entrevistada).

Chonita en verdad es una madre 100% posesiva, que piensa que sus hijos son de su absoluta propiedad y que por ese motivo, puede hacer con ellos lo que se le de la gana. Los hijos varones trabajan como obreros en una fábrica de harina, le entregan a su madre todo su salario, la hija adolescente, apenas si terminó su segundo año de primaria y su madre ya no la dejó ir a la escuela “Porque había mucho trabajo en la casa”, nadie sale a ningún lado sin que Chonita lo autorice, su familia no tiene tiempo ni dineros para paseos ni fiestas. La vida para esta familia es amanecer y oscurecer con las manos vacías y el alma llena de miserias y de penas.

Y yo me pregunto: ¿Vale la pena una vida tan estéril, sin metas, sin ilusiones, sin alegrías, sin esperanzas, y sin nada ni nadie que salve la individualidad y los derechos de los hijos?

Chonita es la típica madre absorbente y controladora que respira, dirige y decide por sus hijos, que les mutila sus derechos, que les escoge sus alimentos, les impone la ropa que se van a poner, y les selecciona hasta los programas de tv que los chicos deben ver,Madre e hija y hasta la forma como van a lucir ante los demás, no le importa lo que sus chicos piensan, ni buscan, ni sienten, ni quieren: “Yo los parí y hago con ellos lo que quiero”, “Lo que es bueno para mí, es bueno para ellos” (son sus palabras textuales). Y con ellas, nos despedimos de Chonita con el corazón compungido de dolor, pero con la certeza de que si ella decidiera cambiar de actitud, otra vida estaría esperando por la esperanza de sus propios hijos.
http://www.todamujeresbella.com/2165/madres-controladoras-y-posesivas/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s