TOC sin compulsiones, o trastorno obsesivo puro.


TOC sin compulsiones, o trastorno obsesivo puro.
fuente: http://www.portalesmedicos.com/blogs/trackback/1384
Una entrevista sincera con las 10 personas que tengamos más a mano nos aportaría unos resultados llamativos: todos hemos tenido ideas extrañas en algún momento de nuestra vida que en cuanto a su contenido encajan al 100% con los pensamientos de una persona que sufre TOC. Todos hemos tenido en algún momento de nuestra vida al menos uno de este tipo de pensamientos:
– Pensamientos de comprobación (¿habré cerrado el coche? ¿y desenchufado la plancha?)
– Pensamientos de lavado (cuando le he dado dos besos, ¿me ha infectado de un virus?)
– Me he fijado en esta persona de mi mismo sexo ¿seré homosexual?
– Pensamientos sexuales involuntarios hacia un/a extraño/a.
– Ideas de hacerle daño a un desconocido, sin motivo alguno.
– Pensamientos de saltar a la vía del tren, o metro, o desde la terraza de un edificio.

Como hemos visto en otros artículos de este blog, el tratamiento más efectivo, y por lo tanto el de elección para el tratamiento del TOC cuando existe compulsión/ritual, será la exposición a la situación temida con la prevención de respuesta compulsiva (es decir, evitar que se produzca el ritual).

En los casos de obsesión pura, en los que no existe una compulsión, se realiza exposición en imaginación. Para ello, es necesario tener un registro de al menos 2 semanas de los pensamientos obsesivos más frecuentes, que el paciente registra en una tabla. Veremos que la mayor parte de ellos se repiten durante esas dos semanas. A partir de ellos, seleccionamos los más comunes y realizamos una exposición continuada a ese pensamiento, eliminando todo deseo de borrarlo de la mente o de huir de él.

El resultado que encontramos en la consulta de psicólogo de Valencia es que el pensamiento puede continuar en la mente del paciente, pero esta exposición larga elimina la ansiedad asociada a ese pensamiento, según un proceso de habituación.

Tenemos que tener en cuenta que la ANSIEDAD es lo que hace que el pensamiento obsesivo se quede, y que por lo tanto llegue a ser obsesivo. Un pensamiento sin ansiedad asociada al mismo, puede aparecer, pero no se queda. Es la razón por la que la gente que ha tenido pensamientos idénticos a los que caracterizan el TOC como veíamos más arriba, no desarrolla TOC: porque esos pensamientos no van acompañados de ansiedad.

Fernando Pena
Psicólogo en Valencia
tnfo. 636816609
http://www.miconsulta.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s