testimonios toc


Buenas,

Mi caso es parecido y tengo las mismas dudas. A raíz de una experiencia muy estresante, lo que antes eran miedos, agobios y demás, se me fue de las manos y se convirtió en obsesiones. Para que os hagáis una idea, me dio con el tema “pedofilia”/”pederastia”, ¿acaso yo sería o podría ser pedofilo?¡Pero si a mi nunca me han atraído lo más mínimo las niñas!Y ahí estaba yo pensando que veía atractivo sexual en niños, niñas, farolas, etc… Todo empezó leyendo una noticia al respecto (como tantas veces antes había leído) y se me disparó el tema. Desde hace casi un año estoy en tratamiento psicologico y con medicación. La medicación ayudó a mantener el estado de ánimo, que llegó a estar verdaderamente bajo. Me apunté a psicoanálisis porque el psiquiatra me lo recomendó para mejorar a largo plazo. Lo cierto es que me estoy dejando un dineral y en algunas cosas si me ha ayudado. Normalmente te dicen cosas que tu ya sabes pero en las que no has pensado, te ayudan a ver las cosas de forma objetiva (aspecto que se pierde totalmente con las obsesiones) y demás. Creo que lo importante es dar con un profesional que se amolde bien a ti, si no es así, lo mejor es cambiar.

Durante este tiempo me han surgido otras obsesiones. Por el tema de la pederastia (y la medicación), me bajó la líbido y empecé a pensar que igual no quería a mi novia, etc, etc… así que se parece bastante a tu tema.

Por otro lado, creo que lo de leer respecto al tema tiene un peligro: existen miles de visiones sobre los temas psicológicos, te puedes liar más y además no eres un/una profesional del tema y no tienes EXPERIENCIA y menos aún, OBJETIVIDAD. Aprender cosas está bien, pero en este tema prefiero estar al margen y no investigar por mi cuenta porque temo que así la terapia pueda perder efectividad.
kitana.

kitana, yo como tu soy madre de un bebe de 20 meses que tambien estubo en la unidad neonatal, la ansiedad me produjo obsesiones: que si no voy a ser capaz de quererlo, y si lo ahogo en la bañera… todo a raiz que viendo un documental de animales vi como una leona rechazaba a su cria y plaff pensamientos negativos.
Yo estube en terapia cognitiva de conducta y me hizo entender mi problema y que son solo pensamientos, los pensamientos distorsionados.
Kitana tu claro que quieres a tu hijo con locura, pues claro matarias por el, te devuelve la vida con una sola sonrisa, le dedicas todos tus minutos, no lo dudes cariño, no lo dudes… tu bebe es el motor que mueve tu vida, no te agobies corazon que con la terapia lo vas a superar, de verdad confia en ti. Ya me contaras.
Muchos besitos para ti y para tu bebe de tu alma.
Ines.

Hola Kitana,

Pues yo te diría que, directamente, cambies de terapeura. Si con el/la que estás no ha conseguido ya que rebajes tu ansiedad por el tema es que no está abordando bien el problema.

Yo tengo una doble experiencia por obsesiones como ya te he contado; por un lado lo de la pederastia (miedo a ser pederasta), por otro lado, si querré a mi novia como es debido o es un pensamiento aprendido o si lo estoy fingiendo, etc, etc. He aprendido a más o menos manejar los dos, voy viendo como son realmente fruto de mi cabeza (si crees que te van a gustar los niños te aseguro que piensas que te gustan cuando los ves, ahora se que no porque al principio de esto me fijaba en todo lo que se movía y eso ha desaparecido). Pero el tema afectivo hacia mi novia es más difícil de erradicar, más que nada porque siempre habrá variables, momentos, pensamientos reales que apoyen esa idea (dudas, momentos malos, etc…). Y sé por experiencia que duele mucho así que puedo hacerme una idea de lo que debe ser que te pase con un hijo. Tienes que mirar el problema de frente, no evitarlo, coger a tu hijo sin miedo, mirarle, darle cariño y en la medida de lo posible dejar que fluyan los malos pensamientos sin concederles tregua, deja que salgan y verás, poco a poco, como esos pensamientos se van desvaneciendo. El problema, según me comenta mi terapeuta (y cada día voy creyendo más), es pararse a pensar “Dios mio, que estoy pensando” ya que se le da importancia al tema y no debe tenerlo para no capturar nuestros pensamientos ya que entonces comienza la obsesión. Tu como madre te aseguro que quieres a tu hijo pues lo alimentas, y sobre todo TE PREOCUPA este pensamiento. Si no le quisieras lo sabrías SÍ o SÍ, igual que sabes que te gustan los hombres o las mujeres. Las obsesiones se centran en temas QUE NOS PREOCUPAN, nunca te vas a obsesionar con un pensamiento feliz, siempre son negativos.

Espero poder ayudarte,veau

Sobre todo MUCHO ÁNIMO y PACIENCIA.

Gracias a todos por sus respuestas, en todas sus afirmaciones hay mucha verdad.
Lo que me pasa ha ido cambiando con el correr de los meses, o sea, todo comenzo en el embarazo cuando me dieron reposo y me advirtieron que no me levantara de la cama porque podria perder a mi hijo.
Cuando escucho esto se me paralizo el cuerpo y me asuste muchisimo y no quise levantarme de la cama, tenia miedo de ir al baño por si mi hijo se salia, no queria comer ciertas comidas por miedo a contaminarlo, cuando usaba productos de limpieza me mantenia lejos para no olerlo e intoxicar a mi hijo…..ufff era realmente un calvario, me aislé totalmente. Y sumado a todo lo anterior me retumbaban en la cabeza dia y noche unas palabras poco felices que habia tenido mi amiga para conmigo que no dejaban de atormentarme y lastimarme. Tuve un ataque de panico.
Cuando nace mi hijo estaba feliz y a los pocos dias lo internan en neonatologia, me asuste muchisimo, salio y a los pocos meses lo internan por varicela. No queria que nadie lo toque, lo cuidaba de manera desmedida, y si alguien lo tocaba( una abuela, una tia) yo ponia mi mejor cara y por dentro me moria de angustia.
Asi transcurrian mis dias, aislada de casi todos, pero a la vez con la enorme felicidad de estar con mi hijo bien, teniamos una relacion increible, rebozaba de amor.
Hasta que lei ese libro que decia de que la sobreproteccion es un rechazo inconciente, que se lo sobreprotege para aliviar el sentimiento de culpa que causa el rechazo…horrible..no se como no me dio un ataque, a partir de ahi no podia mirar a mi hijo a la cara , perdi toda la objetividad y se me instalo el miedo a no quererlo o rechazarlo inconcientemente, y mas bronca me daba porque al ser algo inconciente escapaba de mis manos, no lo podia controlar, y era peor.
Mi cabeza me decia “no lo queres” o ” es feo” y mi corazon decia todo lo contrario. Comenzé una lucha interna entre mi cabeza y mi corazón que me dejaba agotada, ya no podia dormir. A causa de mi conflicto interno comenzé a perder la paciencia mas seguido y gritarle a mi hijo, lo que fomentaba la idea de que no lo queria.
Cuando le conté esto a mi psicologo me dijo que no era asi, que yo no era la mujer del libro, pero eso no me alcanzaba, estaba aterrorizada.
Cambie de psicologa y ella me decia que el conflicto lo tenia con mi marido, no con mi hijo y que esas cosas las pensaba del padre ( que no lo queria). En un punto era verdad y al tiempo me separé, comenze a trabajar, mi gordo tenia ya un añito.
Hubo un tiempo en el que estube bien, sin terapia ni nada, al estar trabajando era como que disipaba la energia en otra cosa y estaba bien, despues de la noche a la mañana empecé de nuevo a tener ansiedad cuando miraba a mi hijo.
Alguien de ustedes comento que eran obsesiones puras pero tambien se acompañan con un lavado de manos compulsivo, hay dias en que las tengo super lastimadas y me han llegado a sangrar, y dias en que no me las lavo para nada, como tambien hay dias que miro a mi hijo y sé cuanto lo amo y otros en que pienso todo lo contrario.
Amapolo gracias por comprenderme y contarme tu experiencia, es asi como vos decis, que se te suma una duda real y eso puede empeorar el cuadro, ya varios profesionales me han dicho que es normal tener cierto rechazo por el bebe en algun momento, que es la ambivalencia de la maternidad y todo eso, por eso se me hizo mas complicado.
Queria preguntarte que terapia estas abordando y como te encuentras en estos momentos respecto a esos pensamientos.
Ines, muchas gracias por tus palabras y tu comprension, cuentame como te encuentras respecto a tus obsesiones.

Hay algo que me produce mucha angustia y es que no sé si estoy pensando que no lo quiero y es solo un pensamiento o realmente siento que no lo quiero.
Esto me confunde mucho, como si mis pensamientos fueran sentimientos y no los puedo discriminar. Cuando me pasa esto tengo miedo de ser psicotica o algo asi y ufff tengo terror otra vez.

Y si, es tal cual ustedes cuentan, soy hiper responsable, exigente, perfeccionista, detallista y muy omnipotente, me encantaria poder cambiar varias de estas cosas.

Un gran abrazo.kitana

Anuncios

2 comentarios en “testimonios toc

  1. en realidad es una enfermedad muy rara y que odio ,estaria bueno que nos comuniquemos entre nosotros para saber que no somos los unicos,es una enfermedad atormentoza y molesta.desde ya les deceo sinceramente todo lo mejor¡¡¡¡¡¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s