Una terapia para superar los miedos ayuda a los niños con trastorno obsesivo compulsivo


Una terapia para superar los miedos ayuda a los niños con trastorno obsesivo compulsivo
ROCHESTER, Minn. Un tratamiento psicológico que enseña a los niños a enfrentar sus miedos se perfila como el remedio más efectivo contra el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) pediátrico, de acuerdo con un nuevo análisis de la Mayo Clinic sobre investigaciones previamente publicadas.

El tratamiento, que consiste en una forma de terapia cognitivo-conductual (TCC) llamada exposición y prevención de respuesta, produce casi el doble de beneficios en comparación con los medicamentos usados para el TOC infantil, afirma el Dr. Jonathan Abramowitz, psicólogo de la Mayo Clinic e investigador principal del estudio. El estudio se publicó en el número de primavera de Behavior Therapy, y es el primer metaanálisis (un método cuantitativo para combinar los resultados de estudios previos) enfocado a niños con TOC.

El TOC es un trastorno de ansiedad que afecta a aproximadamente el 1% de niños y adolescentes, y entre 2 y 3% de adultos.

Igual que los adultos con TOC, los niños que lo padecen sufren temores persistentes, angustiantes e ilógicos. Estas obsesiones, tales como el temor a la suciedad y los gérmenes, obligan al niño a realizar conductas repetitivas, como por ejemplo, lavarse las manos excesivamente. La obsesión y la conducta compulsiva pueden interferir con las actividades escolares, los amigos y la vida familiar.

El Dr. Abramowitz y sus colegas revisaron 18 estudios de tratamientos contra el TOC publicados entre 1983 y 2004. Los estudios examinaban la efectividad de la TCC o de la terapia farmacológica.

La TCC y los medicamentos antidepresivos, como la fluoxetina (Prozac) y la clomipramina (Anafranil), se consideran tratamientos estándar contra el TOC, y muchos niños con TOC se benefician con cualquiera de esas formas de tratamiento o con una combinación de ambas.

El Dr. Abramowitz y sus colegas compararon los resultados de 10 estudios de TCC y 11 estudios de tratamiento farmacológico para determinar si alguno de los dos tenía alguna ventaja.

“Dado que muy pocos estudios han comparado en forma directa los efectos de los medicamentos y/o la TCC en el tratamiento de niños, nuestros resultados proporcionan a los padres y a quienes brindan servicios médicos más información para la elección de un tratamiento”, afirma el Dr. Abramowitz.

Exposición y prevención de respuesta
En la exposición y prevención de respuesta, los niños aprenden estrategias para manejar sus miedos obsesivos y deseos compulsivos mediante el enfrentamiento gradual de sus temores. Por ejemplo, una niña que teme enfermarse si se toca el zapato practicará tocarlo sin lavarse las manos después. Un joven con miedo de que el número 13 le cause mala suerte puede ir al piso 13 de un edificio para exponerse a este número. La exposición y prevención de respuesta les enseña a los niños cómo reducir sus miedos y rituales mediante pensamientos y comportamientos más sanos. Los niños aprenden que sus miedos y rituales son innecesarios.

Además, el tratamiento es a corto plazo. En el programa de TOC de la Mayo Clinic, el tratamiento normalmente dura entre uno y cuatro meses.

“Lo más importante es que el progreso logrado en los niños parece perdurar una vez concluida la terapia”, afirma el Dr. Stephen Whiteside, psicólogo infantil de la Mayo Clinic y coautor del estudio. “Esto obedece a que los niños adquieren habilidades en la terapia que nadie les podrá quitar jamás”.

No obstante, no todas las familias tienen acceso a este tipo de tratamiento. El Dr. Whiteside menciona que para una terapia efectiva, es indispensable contar con un proveedor de atención para la salud mental específicamente capacitado, o con experiencia, en la terapia de exposición y prevención de respuesta.

Terapia farmacológica
La terapia farmacológica también reduce los síntomas del trastorno obsesivo compulsivo, aunque los médicos no están seguros de la razón. Los síntomas de TOC normalmente regresan cuando el niño deja de tomar los medicamentos.

“La terapia farmacológica se basa en la idea de que el TOC tiene algo que ver con la serotonina, que es un neurotransmisor”, afirma el Dr. Abramowitz. “Pero los expertos aún no están seguros de cómo exactamente funcionan los medicamentos”. Además, es desconcertante que los investigadores observaran un efecto del placebo, pues los análisis sugirieron que algunos niños mejoraron al recibir placebo en lugar del medicamento real.

“El estudio apoya las nociones clínicas de que tanto los medicamentos antidepresivos como la terapia de exposición y prevención de respuesta pueden reducir los síntomas en los niños con TOC”, afirma el Dr. Abramowitz. “Pero ninguna de las terapias cura el trastorno”.

El Dr. Abramowitz comenta que se necesitan más estudios para evaluar si la terapia de exposición y prevención de respuesta puede usarse conjuntamente, o en secuencia, con la farmacológica para reducir los síntomas de manera más efectiva.

La Mayo Clinic, a través de un enfoque dedicado a las necesidades individuales de los pacientes, proporciona servicios de diagnóstico y tratamiento en cada sub-especialidad en sus instalaciones de Rochester en Minnesota, Jacksonville en Florida y Scottsdale en Arizona.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s